Main Menu

LAWRENCE: Una Ilusión Electoral que Nos Hizo Creer en Pajaritos “Preñaos”.

LAWRENCE: Por Jose Alfonso Garcia, Senior Editor.

Empezaré por felicitar efusivamente a la candidata Juana Matias por el gran trabajo realizado. Juana Matias quedó en 3er. Lugar en la regida contienda electoral por el asiento dejado vacante por la Legendaria Niki Tsongas. Una lucha desigual, si se quiere; pues de los 10 candidatos participantes, dos de ellos recaudaron sumas sobre los tres millones de dólares cada uno.
El entusiasmo que Juana Matias despertó entre los residentes de Lawrence es motivo para celebrar; pero también es motivo para meditar en el futuro de nuestra ciudad.

¿Por qué Juana no sacó en Lawrence los 14 mil votos que necesitaba para ganar y convertirse en nuestra congresista, si en verdad tenemos 42,000 votantes inscritos? Bueno, las razones sobran. Por favor, preste atención a mi humilde análisis basado en mi experiencia de casi tres décadas viviendo en Lawrence y envuelto en la política local:

Yo también tuve el privilegio de crear una efervescencia sin igual entre los residentes, y un gran entusiasmo que nunca se transformó en votos. Yo puedo imaginar lo que Juana debe estar sintiendo en estos momentos: Es la agonía de la derrota: Los amigos se van, los adulones te abandonaran y hasta justificaran la derrota. Pero es cuestión de levantarse y seguir luchando, pues talvez el éxito te espera después de la tercera caída.

Recuerdo que en el 2002 mientras corría para representante estatal, envié unas 7,000 cartas a los votantes pidiéndoles su voto. Del total de 7,000 cartas, me retornaron una 2,300, el cartero simplemente no encontró la dirección de mí casa. Llamé al Eagle Tribune e hice un escándalo con la consigna: “A mi hay que ganarme limpio” Finalmente, me ganaron, aunque no tan limpio como me hubiera gustado.
En Massachusetts, el votante que se va de Lawrence, permanece en la lista oficial de votantes por 10 años. Si el votante no llena el censo de la ciudad los sacan para la lista de inactivos, pero si aparece aún puede votar. Esto significa que parte de los votantes de esa lista ya no viven en Lawrence.

Cientos de familias han llegado a Lawrence en busca de mejor suerte. La mayoría de ellos son personas indocumentadas o residente que no pueden votar, pero se unen al contagioso entusiasmo y crean la falsa ilusión del triunfo electoral.
Adelante Juana, se ha perdido una importante batalla, pero la guerra aún está por comenzar.

Please follow and like us:





Translate to you favorite Language»