Main Menu

¿QUIEN GANARA LA SILLA CALIENTE DE LA CONGRESISTA NIKI TSONGA?

Lawrence: Por Jose Alfonso Garcia, Senior editor.

A solo días de efectuarse elecciones primarias en Massachusetts, diez son los candidatos que se disputan el codiciado asiento de la congresista demócrata de Lowel, Niki Tsongas, en el 3er. distrito electoral del condado Essex. Este distrito incluye los votantes de Lawrence, Lowell, Andover, Haverhill, y muchas otras ciudades donde el plátano no es tan popular en la dieta diaria, como Fitchburg, Gardner, Berlin, Bolton, Lancaster, Lunenburg, Westminster, Townsend, y parte de Clinton.

En el más reciente sondeo de opinión realizado por la Universidad Umass Lowel y el periódico Boston, Globe el candidato Dan Koh, de Andover lidera las encuestas con un 19% en la preferencia de los votantes, seguido por Rufus Gifford de Concord y la senadora estatal Barbara L’Italien de Andover quienes están empatado en la 2da. Posición con un 13%.
De los 10 contendientes demócratas que han congestionado la carrera por el asiento que dejará vacante la Sra. Tsongas, los candidatos que han recaudado más dinero son Dan. Koh con
$3 millones 300 mil, y Rufus Gifford. $2 millones 200 mil.

El 3er. Lugar en la encuesta lo ocupa Lori Trahan Westford, de Lowell con 8% seguido de Juana Matias de Lawrence con un 6% para un 4to. lugar en la contienda. Alexandra Chandler de Haverhill aparece con un 4% y otros candidatos un 2% o menos. La encuesta arroja un 29% de votantes indecisos

Hay algo que identifica a todos estos candidatos demócratas, todos y cada uno de ellos prometen constituirse en el peor dolor de cabeza para el presidente Trump, tema que según esta encuesta Oponerse al presidente aparece con un 51% de prioridad como tema de campaña.
El Interés y compromiso de los candidatos demócratas de atacar y oponerse con saña de odio a todo lo que proponga o haga, bueno o malo, el presidente Trump, hará que el partido pierda mucha fuerza entre los votantes independientes, (Un 52% de los votantes inscritos son independiente), y las minorías favorecidas con la bonanza económica que vive el país a raíz de las políticas conservadoras puesta en práctica por la actual administración.

Además, de este dato curioso: En las elecciones presidenciales del 2016, el candidato más odiado, desacreditado y más vapuleado por la prensa fue el hoy presidente de Estados Unidos, Donald Trump; pero sin gastar un centavo en propaganda, y mucho menos venir a Massachusetts a hacer campaña en un estado completamente azul, propiedad del Partido Demócrata, (Al menos en Lawrence), en el Condado Essex, Donald Trump, sacó un 36% de los votos, en comparación con un 58.5% de Hilary Clinton.

  1. Ahora que el votante latino se está educando más, el voto por compadreo, o amiguismo está escaseando. Como latino solo votaría por aquel candidato que tenga una visión de futuro y progreso para el país y para la comunidad que representa. Hasta ahora lo que he visto en todos y cada uno de los candidatos demócratas ha sido la línea socialista destructiva y derrotista de sus grandes líderes en Washington, que se oponen al presidente Trump por revanchismo político o porque aun no se recuperan de haber perdido unas elecciones que creían ganada  de ante manos.  La resistencia es buena pero también tiene sus límites. Ojalá que pudieran entenderlo antes de que sea demasiado tarde.
Please follow and like us:





Translate to you favorite Language»