Main Menu

En Lawrence: Apoyar al presidente Donald Trump es un pecado capital, sobre todo si eres latino.

OPINION by Jose Alfonso Garcia, Senior Editor.

LAWRENCE:

Jose Alfons Garcia, mientras leía “The Art of the Deal” (El Arte del Negocio), Escrito por el presidente Donal Trump en la década de los 80s.

Siendo yo apenas un niño, allá en un campito de La República Dominicana done nací, una de las primeras cosas maravillosas que escuché acerca de este gran país fue “América es el palacio de la democracia”. Mas tarde y ya en la universidad, aprendí el significado de esta frase.
Aprendí, que aquí se respetaban y funcionaban las instituciones democráticas, que se respetaba el libre juego de las ideas y la libre expresión del pensamiento, que se respetaban las opiniones y preferencias de los demás, que las elecciones eran limpias como el agua, que el voto era voluntario y secreto; pero consciente. En fin, que esta bella y poderosa nación había sido creada bajo directrices divinas.

Dejé atrás a mi amada Quisqueya para venir a vivir el sueño americano alejándome de tantos sueños y añoranzas de vida, precisamente para huir del desorden, el irrespeto a la ley y a la vida, la falta de oportunidades, la ignorancia e irresponsabilidad de los electores que escogen los peores gobiernos para dirigir nuestros destinos.
hoy, después de 25 años de luchas y sacrificios doy gracias al Altísimo por haberme dado tanto: he levantado una familia hermosa y unida, he conseguido muchos amigos que me dieron la mano cuando lo necesité, Me he desarrollado en mi vida profesional, en fin, he podido volar a la altura de mis sueños.

En la actualidad, algo que me preocupa sobre manera es ver como se deterioran los valores y creencias que han hecho grande la sociedad norteamericana, y razón por la cual muchos inmigrantes como yo hemos dado el salto milagroso. Se está perdido el respeto por los demás, y si alguien piensa diferente a mí es mi enemigo para siempre. En vez de tratar de convencerlo de mi verdad con argumentos lógicos, intento destruir su reputación asesinando su carácter. La doble moral, la hipocresía, y la demagogia política se han adueñado de nuestros sentimientos. La libre expresión del pensamiento ya no es un derecho, sino un privilegio para algunos dependiendo del grupo al que pertenezcan.

Donald Trump gives a thumbs up after announcing he will be running for President of the United States at Trump Tower on 5th Avenue in New York City on June 16, 2015. Trump is the 12th Republican running for the White House. Photo by John Angelillo/UPI

Aquí en Lawrence, por ejemplo, los demócratas creemos poseer la mente, el cuerpo y la fuerza de voluntad de los votantes hispanos que en cada elección (Es decir, todos los años) vamos alineados como mansas ovejas al matadero bajo la gastada consigna “Rompamos el Récord, Vota demócrata “, Es una pena, y lo triste es que no tratamos de educarnos y sacudirnos del yugo de la ignorancia y la burla de ser manipulados.

La cúpula del partido demócrata solo quiere que escuchemos: Que el presidente Trump es nuestro enemigo común, que es un racista, loco y obsesionado con hacerle daño a los inmigrantes. Pero nunca nos dirán que es todo lo contrario; que el presidente Trump en solo dos años en el poder ha logrado cumplir un 68% de sus promesas de campaña. No quieren que nos enteremos que la administración Trump en menos de dos años ha logrado subir las oportunidades de empleos entre los latinos a los niveles más altos en cuatro décadas, o que redujo los impuestos al gobierno federal para que nos sobre mucho más dinero al final de este año cuando rindamos nuestros impuestos. Que ha logrado disminuir las amenazas del terrorismo y de la guerra aniquilando por completo a ISIS y otros grupos terroristas, o rompiendo el oprovioso acuerdo de Obama con Irán y negociando con Korea del Norte la destrucción de sus armas nucleares, para hacernos un  pais mas seguro.

Los líderes demócratas  no quieren que sepamos que Donald Trump, el que ellos han presentado como un monstruo, es en verdad un hombre que lleva a Dios en su corazón. Los líderes democratas, para seguir disfrutando del poder y sus bien  pagadas posiciones no quieren que nos dejen saber que pese al odio, la resistencia y los intentos de empañar su gestión, la aprobación del presidente Trump entre los votantes ha subido a un 47%, aun por encima de Obama en el mismo periodo, y que hoy,  un 20% mas de hispanos apoyamos al presidente y consideramos que lo está haciendo muy bien. Como inmigrantes latinos no deberíamos ser parte de ese juego peligroso. Deberíamos educarnos mejor y estar preparados para saber cuándo nos mienten.

Please follow and like us:





Translate to you favorite Language»